América Latina: preocupa la seguridad de los móviles

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad - Vintegris

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad – Vintegris

El 76% de los usuarios en América Latina se preocupan de que todo lo que observan en sus dispositivos móviles pueda ser visto por un tercero

La capacidad de contingencia de monitoreo que tienen las aplicaciones móviles se está convirtiendo en una preocupación para los usuarios, muchos de los cuales temen que las aplicaciones de sus dispositivos conectados puedan rastrearlos, observar lo que hacen o dar a conocer sus datos.

No obstante, estos peligros podrían evitarse fácilmente mediante la implementación de algunas simples medidas de seguridad.

Cada vez hay más preocupaciones entre los consumidores por saber hasta qué punto es observada su actividad en Internet, o si se les puede rastrear basándose en las características que muestran en línea.

El 67% de las personas en América Latina no se siente cómodo compartiendo información del lugar donde se encuentra con sitios web y aplicaciones, una cifra que ha aumentado significativamente con relación al 46% registrado en 2016.

Además, más de la mitad (76%) de los usuarios en la región están muy preocupados de que alguien pueda ver todo lo que hace o mira en su dispositivo, y una cifra similar (65%) teme que alguien pueda rastrearlo utilizando la información de geolocalización de su dispositivo.

Cuando las preocupaciones están bien fundadas

Las aplicaciones no solo pueden acceder a una gran cantidad de datos (como detalles cruciales sobre dónde están los usuarios, información sobre sus contactos, actividades, etc.), sino que también suelen funcionar en segundo plano sin que los usuarios lo sepan.

Sin embargo, las preocupaciones sobre este acceso pueden prevenirse con algunas sencillas medidas de seguridad.

Igualmente, hay personas que evitan la seguridad de la información o las medidas de privacidad que podrían ayudarles a sentirse más tranquilas.

Debido a esto, los usuarios de dispositivos móviles están cada vez más preocupados, pero siguen desprotegidos contra posibles fugas de datos.

 

 

Por Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad – Vintegris