Blockchain: entramos en un punto de no retorno, inclusive para la seguridad

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad - Vintegris

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad – Vintegris

Cuando la mayoría de la gente piensa en la tecnología de blockchain, tienden a pensar primero en Bitcoin, las criptomonedas, su volatilidad y el comercio.

Este enfoque es un error para cualquiera que quiera comprender las implicaciones para el futuro, incluyendo el futuro de Internet, así como para las empresas y la sociedad, y probablemente sus opciones personales.

Un enfoque directo en la tecnología no resulta perjudicial

Sí, es útil tener al menos una comprensión pasajera de lo que es una cadena de bloques y cómo funciona, que reúne a la tecnología de la computación peer-to-peer con la criptología de fuerza militar, el sello de tiempo y las técnicas de prueba de manipulación indebida y añade un mecanismo de consenso donde todos son incentivados abrumadoramente para mantener las reglas.

Pero tampoco es este el punto. O incluso un enfoque productivo

Si desea saber cómo le afectará a usted, a su carrera o a su negocio, tendrá que comprender qué hace posible lo que antes no era posible, para adaptarse a tiempo, sin exponerse a mayores amenazas cibernéticas.

No en la totalidad del mundo tecnológico, sino para usted, su campo, sector o mercado.

Lo que importa son los resultados, y si lo nuevo se combina con lo establecido para producir algo transformador, no importa que los puristas puedan burlarse.

Si este es el nuevo vértice evolutivo de Darwin, entonces ganará. Como hemos visto una y otra vez desde la llegada de la web.

Esta vez tenemos un modelo. Podemos mirar hacia atrás unos veinte años antes de que Internet se convirtiera en la corriente principal y ver que ha sido transformadora porque no ha creado nuevas herramientas (aunque muchas de ellas también) sino un entorno completamente nuevo en el que la información, los contactos y las relaciones fluyen de maneras que nunca fueron posibles.

También vale la pena señalar que eran todos, o al menos en su mayoría, posibles “en principio”, pero nunca podrían ni habrían ocurrido de la forma en que lo han hecho, y no a esta escala

Entonces, si solo si Usted comprende una cosa acerca de esta 4ta revolución industrial, compartirá seguramente estas conclusiones: lo abarcará a Usted, a su mundo y a la empresa en la que trabaja o para la que trabaja.

En mucho menos tiempo que la última vez que nuestro entorno cambió. Ya hemos pasado el punto de no retorno.

No hay vuelta atrás. La gran pregunta es: ¿cómo minimizamos las amenazas en este proceso?

 

Por Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad – Vintegris