El cifrado ha existido por décadas. ¿Qué debatimos hoy?

Josep Verdura - Analista de Seguridad de Vintegris

Josep Verdura – Analista de Seguridad de Vintegris

Dos tipos de eventos están incrementando el uso del cifrado. El primero es que la gente está buscando cifrado para ayudar a proteger la información que puede ser robada.

La segunda es que la gente ahora sabe que como la Agencia Nacional de Seguridad ha estado usando programas de vigilancia para identificar células terroristas, y existe una creencia popular de que también ha estado recolectando información de los ciudadanos de los Estados Unidos.

Desde el lado de la privacidad, muchas empresas, ahora estamos generando productos para proteger la información.

Intentamos brindar codificación de extremo a extremo. Sin embargo, los organismos encargados de hacer cumplir la ley consideran que su uso es un impedimento para sus investigaciones.

Hay cuestiones importantes en ambos lados del debate.

Debemos analizar la motivación ética de las Agencias de seguridad de los Estados Unidos, para buscar atajos a estas herramientas, quizás las posiciones más extremas se dan por priorizar la seguridad o la privacidad, es una cuestión de conciencia personal en la que no intento intervenir, solo me conforma que cada uno de nosotros, pensemos sobre nuestra posición personal al respecto.

La codificación de extremo a extremo nos protege, pero la oficina podría estar explotando fallas en ella.

Todavía está la seguridad de los puntos de acceso; todavía hay acceso a los dispositivos de comunicación. Los agentes también pueden obtener una orden judicial y acudir a los tribunales.

Tengo la impresión, que en la medida que se crean vectores con equipos avanzados de gobierno, estamos acelerando los motores de innovación del cibercrimen, en lugar de brindar mayor seguridad a una nación libre.

Recientemente han aparecido casos de ataques basados en Stuxnet, un vector desarrollado por ciertos gobiernos, enfocado a vulnerar la seguridad de las centrales atómicas de Irán, con el fin de retrasar el desarrollo atómico de dicha nación.

Hablar de seguridad cibernética y no tener un panorama claro de Ciberdefensa, es una receta mal terminada, que no nos permite ver correctamente la pintura de la realidad y solo nos muestra un segmento del problema.

Por Josep Verdura – Analista de Seguridad de Vintegris