Desafío educativo: dar valor a los estudiantes en una era del conocimiento

Yago Gómez Trenor - Analista de Seguridad de Vintegris

Yago Gómez Trenor – Analista de Seguridad de Vintegris

Los recientes cambios geopolíticos globales y la dinámica del mercado hacen que el nivel de competencia visible entre las universidades sea mucho más evidente que nunca.

Estas organizaciones históricamente individuales ahora tienen que abrazar la realidad comercial y adaptarse a las nuevas presiones para competir.

En primer lugar, el aumento de las matrículas significa que, más que nunca, los estudiantes son ahora “consumidores” con un poder adquisitivo muy real.

En segundo lugar, las universidades tienen que autofinanciarse y diversificarse a medida que buscan formas de aumentar los ingresos y reducir los costos.

En tercer lugar, las “universidades desafiadoras” están creciendo en número y popularidad, algunas especializadas en calificaciones profesionales, otras con un ámbito más amplio dirigido por empresas globales como Google o Microsoft.

La universidad moderna debe adaptarse a estas presiones y alinearse con las necesidades empresariales tradicionales como el valor, la cuota de mercado y la reputación de la marca.

No obstante, esto no puede lograrse a expensas de los indicadores académicos la performance del estudiante / del investigador, la experiencia del estudiante y el crecimiento de la investigación y de la colaboración de la industria.

Apoyando todo esto es una creciente necesidad de ofrecer valor tanto a estudiantes como a investigadores.

Con el fin de lograr esto, hay una demanda cada vez mayor de servicios de TI que permiten la conectividad de los estudiantes y la innovación.

Éstas incluyen:

Campus Wi-Fi, esto junto con una política abierta de traer su propio dispositivo

Internet de las cosas, la capacidad de conectar de forma segura y segura múltiples tipos de dispositivos a la red universitaria

Seguridad cibernética, protección contra ataques DDoS y malware

Automatización, acceso a servicios y recursos

Escalabilidad, la capacidad de satisfacer la creciente demanda de contenido

Colaboración, la capacidad de interactuar eficazmente con organizaciones de investigación y empresas de todo el mundo

La arquitectura tecnológica de una Universidad y sus niveles de seguridad son sin duda un reflejo claro de la calidad educativa que los estudiantes esperan consumir para enfrentar al mundo con las mejores herramientas.

Por Yago Gómez Trenor – Analista de Seguridad de Vintegris