Crece de forma exponencial el número de exploits

Facundo Rojo Gil, CISA,CISM, Director General – VINTEGRIS

Facundo Rojo Gil, CISA,CISM, Director General – VINTEGRIS

La propagación descontrolada de paquetes de exploits transformó el escenario de amenazas cibernéticas durante el 2°Q de 2017.

Un exploit es un tipo de malware que utiliza errores en el software para infectar dispositivos con código malicioso adicional como troyanos bancarios, ransomware o malware de espionaje cibernético.

Estos ataques realizados con la ayuda de exploits están entre los más eficaces, ya que generalmente no requieren de ninguna interacción con el usuario y pueden distribuir su código sin que el usuario sospeche nada.

Dichos instrumentos son ampliamente utilizados, no solo por los ciberdelincuentes que buscan robar dinero —tanto de usuarios privados como de empresas— sino también en sofisticados ataques dirigidos a la caza de información confidencial.

Distribución de los exploits utilizados en ataques en el segundo trimestre de 2017, según los tipos de aplicaciones atacadas

El segundo trimestre de 2017 experimentó una ola masiva de estas vulnerabilidades incontroladas debido a una serie de exploits que se filtraron en la web. Esto generó un cambio significativo en el panorama de las amenazas cibernéticas.

Se inició principalmente con la publicación del archivo “Lost In Translation” por el grupo Shadow Brokers, que contenía una gran cantidad de exploits para diferentes versiones de Windows.

A pesar de que la mayoría de estas vulnerabilidades no eran de día cero y fueron enmendadas por la actualización de seguridad de Microsoft un mes antes de que sucediera la filtración, su publicación tuvo consecuencias desastrosas.

El promedio de ataques por día está en constante crecimiento: el 82% del total de ataques fue detectado en los últimos 30 días del trimestre.

El daño causado por el malware que utilizó exploits originados en el archivo, así como el número de usuarios infectados, va más allá, y las pandemias de ExPetr y WannaCry son los ejemplos más famosos.

El panorama de las amenazas en el segundo trimestre proporciona otro recordatorio de que la falta de vigilancia es uno de los peligros cibernéticos más importantes.

Aunque los productores corrigen las vulnerabilidades de forma regular, muchos usuarios no prestan atención a esto, lo que da lugar a ataques a gran escala cuando éstas son reveladas a la extensa comunidad de ciberdelincuentes.

 

Por Facundo Rojo Gil, CISA,CISM, Director General – VINTEGRIS