Hogares conectados, las brechas pueden ser un negocio seguro

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad - Vintegris

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad – Vintegris

80% de los consumidores estadounidenses tienen una red de datos en sus hogares.

Más de un 33% de ellos conectan sistemas de entretenimiento, consolas de juegos y otros dispositivos inteligentes a Internet, aumentando el riesgo de ataques cibernéticos caseros.

Un número importante de estos consumidores se conecta a sitios sensibles de sus empresas, que guardan con gran celo su seguridad, pero no tienen ningún control de lo que ocurre en los hogares de sus trabajadores.

Hogares conectados hacking asegurado

Los dispositivos conectados incluyen televisores inteligentes, sistemas de música, termostatos, cámaras de seguridad, cerraduras de puertas, alarmas, iluminación, domótica y otros dispositivos inteligentes.

Aunque los ataques cibernéticos contra los sistemas domésticos no informáticos y los dispositivos inteligentes son hasta ahora relativamente poco comunes, el aumento en los dispositivos conectados está creando un nuevo camino para los atacantes.

Los dispositivos caseros como televisores y aparatos inteligentes a menudo están diseñados para un uso fácil y no para la seguridad.

Para complicar el problema, muchos consumidores no toman medidas básicas, como cambiar las contraseñas predeterminadas y actualizar el software de seguridad.

El tipo más común de daño no físico experimentado a través de ataques a dispositivos domésticos, aparatos y sistemas fueron virus u otro software no deseado en sus sistemas y daños al software o sistemas operativos.

El problema probablemente empeorará a medida que aumente el número de dispositivos conectados a casa, seguramente la evaluación de los seguros va a variar en costos. En respuesta a esta nueva realidad, las nuevas coberturas del seguro están cambiando de forma sustancial.

Surge aun tímidamente la oferta de un ciber seguro para las personas puede resultar necesario para cubrir los gastos relacionados con los ataques cibernéticos en las computadoras domésticas, sistemas domésticos y otros dispositivos conectados, la extorsión cibernética, violación de datos y también incluye el fraude en línea.

Por Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad – Vintegris