La inteligencia criminal busca su lugar dentro de la nueva normativa europea de datos

Josep Verdura - Analista de Seguridad de Vintegris

Josep Verdura – Analista de Seguridad de Vintegris

Todos somos conscientes de las formas omnipresentes en que los gobiernos emplean las nuevas tecnologías para espiar a sus ciudadanos y existe un sistema adecuado para tratar con tales métodos.

Tales como, para permitir la vigilancia; Por ley, las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley deben proporcionar una orden a las compañías de teléfonos celulares para obtener datos.
Pero, ¿cómo rastrear la vigilancia llevada a cabo por las fuerzas del orden público en tiempo real?
Surgen nuevas aplicacines para utilizar en prisiones que ayuda a las fuerzas del orden a monitorear la mayoría de los teléfonos celulares en los Estados Unidos.
Al utilizar la interfaz web que aprovecha su API de ubicación, estas aplicaciones pueden acceder con éxito a las bases de datos del sitio celular en tiempo real. Estos registros se utilizan para obtener datos del teléfono celular para permitir el seguimiento.
Durante el proceso, los intermediarios de datos de terceros se preparan para recibir datos del teléfono celular mientras el seguimiento se lleva a cabo a través de una interfaz web, que ayuda a las autoridades a comenzar a rastrear cualquier teléfono celular en cuestión de segundos.
Los corredores de terceros involucrados en el proceso de seguimiento están directamente conectados con las empresas de telecomunicaciones y la mayoría de las veces se basan en la explotación de anuncios para atraer a los usuarios de teléfonos celulares a habilitar el seguimiento GPS para ver anuncios basados en la ubicación.
la seguridad se ha convertido en un verdadero desafío para los especialistas de infraestructuras y sitios de seguridad crítica para obtener resultados en tiempo real que les permitan realizar acciones preventivas antes de que el problemas alcance dimensiones que comliquen el teatro de operaciones.
Este es escenario es ilegal en la Unión Europea, a partir de la nueva normativa que entró en viegencia el 25 de Mayo, pero es una necesidad cierta para las fuerzas del orden, y deberemos observar con evolucionan estos mercados tan particulares como críticos.

 

Por Josep Verdura – Analista de Seguridad de Vintegris