Japón, se prepara para la sofisticación cibercriminal

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad - Vintegris

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad – Vintegris

Para hacer frente a la guerra cibernética que vive hoy en día el mundo, Japón ha planficado mejorar la coordinación y pensar fuera de la caja, mientras navega a través de un campo minado de obstáculos legales, dijo el primer comandante del Grupo de Defensa Cibernética de las Fuerzas de Autodefensa.

La administración de Abe planea incluir una mayor seguridad contra los ciberataques como un pilar en las pautas revisadas del Programa de Defensa Nacional que se espera aprobar en diciembre.

Actualmente, la Convención sobre Delitos Cibernéticos, el primer tratado internacional sobre delitos cometidos a través de Internet y otras redes informáticas, se ocupa principalmente de las infracciones de derechos de autor, el fraude en línea, la pornografía infantil y las violaciones de la seguridad de la red.

Pero no hay un tratado internacional sobre la represión o el mantenimiento del control sobre temas de seguridad en el ciberespacio.

Masatoshi Sato, jefe del laboratorio de seguridad nacional de LAC Co., fue el primer oficial al mando del Grupo de Defensa Cibernética bajo el Comando de Sistemas SDF C4 (Comando, Control, Comunicación y Computadoras).

Grupo de Defensa Cibernética

Masatoshi Sato sostuvo que la principal misión del Grupo de Defensa Cibernética, una unidad bajo el control directo del Ministerio de Defensa es proteger los sistemas de red del Ministerio de Defensa y la SDF.

El grupo está orgulloso de sus capacidades considerablemente altas, que se han reforzado desde el inicio de su operación.

No obstante, el Grupo de Defensa Cibernética aún enfrenta muchos desafíos relacionados con las “capacidades de ataque cibernético” que se mencionan en una declaración de opinión del Partido Demócrata Liberal, debido a las numerosas restricciones para identificar y atacar a ciberataques específicos, por ejemplo.

Señaló que el Ministerio de Defensa y el SDF son objetivos de más de 1 millón de ciberataques al año.

El ministerio creó el Grupo de Defensa Cibernética en 2014, pero surgieron una serie de problemas legales, como si lanzar contraataques contra piratas informáticos violaría el marco legal de Japón.

 

 

Por Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad – Vintegris