La Nube, un acelerador del cambio que amenaza a la seguridad

Josep Verdura - Analista de Seguridad de Vintegris

Josep Verdura – Analista de Seguridad de Vintegris

En 2020, una política corporativa que no contemple la nube será tan rara como una política que no tenga soporte en internet hoy en día, de acuerdo con Gartner.

Esto nos indica un camino claro a seguir y desde la seguridad debemos ocuparnos en lugar de preocuparnos, a mi juicio, el mundo avanza decididamente a la nube, pero a la nube privada o a lo sumo híbrida, considerando el mundo corporativo obviamente.

Estoy seguro que la nube será cada vez más, la opción por defecto para la implementación de software. Lo mismo aplicará para el software a medida, que cada vez más será diseñado para alguna variación de nube híbrida o privada.

Esto no quiere decir que todo va a estar basada en la nube, nuestra preocupación como profesionales de seguridad seguirá siendo válida para garantizar la integridad de los datos críticos de una compañía. Si bien avanzamos hacia un entorno habitualmente híbrido como uso más común de la nube, esto requerirá de una nube pública para ser parte de la estrategia general.

Los proveedores de tecnología serán cada vez más ágiles para brindar servicios que sus clientes serán capaces de consumir desde la nube.

En 2019, más del 30 por ciento de las nuevas inversiones en software de los 100 mayores vendedores se habrá desplazado de a la nube híbrida como un modelo adaptativo y más flexible para negocios cambiantes, afectando directamente a la composición del equipo de seguridad de toda compañía.

En la medida que mayores capacidades de TI de vanguardia estarán disponibles sólo en la nube, obliga sin lugar a dudas a las organizaciones más renuentes a tomar una posición más cerca de adopción de la nube, lo cual implica la necesidad de estar acompañados por equipos técnicos de seguridad que los acompañen en la dura transición.

Las organizaciones rígidas no pueden producir soluciones de TI ágiles, por esa razón la consideración de políticas de Security DevOps, serán populares y los profesionales capacitados tendrán enormes ventajas en mercados altamente demandantes.

La Infraestructura como un mercado de Servicio (IaaS) ha crecido más de un 40 por ciento en los ingresos por año desde 2011, y se prevé que continúe creciendo más de un 25 por ciento por año hasta el 2019.

En 2019, la mayoría de las máquinas virtuales (VM) serán entregadas por los proveedores de IaaS. En 2020, los ingresos para los proveedores de IaaS y PaaS superará los $ 55 billones de dólares a nivel global y el impacto se haga sentir en las empresas de seguridad, que deberán adaptarse o perecer.

 

 

Por Josep Verdura – Analista de Seguridad de Vintegris