Como evitar el malware, sin morir en el intento

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad - Vintegris

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad – Vintegris

La mayoría de las personas, especialmente en las empresas, quieren evitar el malware a toda costa.

Dos de los vectores más comunes son los enlaces que descargan malware y drive-by-downloads, en los que el malware se descarga automáticamente solo al cargar una página web.

Se pueden encontrar enlaces peligrosos en las páginas web, en el correo electrónico o en IM.

Los estafadores a menudo utilizan redes sociales y URL “shortener” para propagar maliciosos vínculos disfrazados, con la esperanza de que alguien haga clic.

Dejar de hacer clic en los enlaces

Esto requiere un entrenamiento social, y puede ser difícil de mantener, especialmente dado todos los vínculos que nos envían todo el tiempo, tanto profesional como personalmente.

Pregunte a las personas con las que se comunica con regularidad que le envíen una notificación de heads-up si planean enviar un enlace y haga clic en el enlace sólo después de obtener una confirmación positiva.

O bien, pida a la gente que confirme que de hecho envió el enlace utilizando un canal diferente.

Por ejemplo, el texto de su padre para preguntar si el enlace enviado de su cuenta es realmente de él.

Esto puede sonar paranoico, pero el reciente fraude del falso Google Docs tuvo éxito porque la gente pensaba que el archivo malicioso era de alguien en quien confiaban.

Siempre escriba sus propios enlaces, y si alguien le envía un enlace a lo que parece un whitepaper muy interesante, vaya directamente a la fuente y busque el whitepaper en el sitio web usted mismo.

Recuerde que todos los caminos abreviados, muchas veces conducen al lugar equivocado en el momento menos apropiado.

Más del 90% de las infecciones en la actualidad llegan por phishing, y es el propio usuario que abre la puerta al cibercriminal, para que haga con sus datos una verdadera fiesta cibernética.

 

 

Por Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad – Vintegris