Mirai: sus creadores colaboran con el FBI para reducir sus penas

Facundo Rojo Gil, CISA,CISM, Director General – VINTEGRIS

Facundo Rojo Gil, CISA,CISM, Director General – VINTEGRIS

3 cibercriminales que fueron condenados a fines del año pasado por crear y difundir la notoria botnet Mirai ahora están ayudando al FBI a investigar otros casos “complejos” de delitos cibernéticos a cambio de evitar sus largos períodos de prisión.

Paras Jha, 21 de Nueva Jersey, Josiah White, 20 de Washington y Dalton Norman, 21 de Louisiana, se declararon culpables en diciembre de 2017 de múltiples cargos por su papel en la creación y secuestro de cientos de miles de dispositivos de IoT para hacerlos parte de una notoria red de botnets llamada Mirai.

El malware Mirai escaneó en busca de routers, cámaras, DVR y otros dispositivos de Internet de las cosas (IoT) inseguros que utilizaban sus contraseñas predeterminadas y luego los hacía parte de una red de bots.

El trío desarrolló la botnet Mirai para atacar a los servidores de videojuegos de Minecraft, pero luego de darse cuenta de que su invención era lo suficientemente poderosa como para lanzar ataques DDoS récord contra objetivos como el sitio web de alojamiento de OVH, publicaron el código fuente de Mirai.

La publicación del código fuente finalmente generó más ataques cibernéticos realizados por varios delincuentes contra sitios web e infraestructura de Internet, uno de los cuales fue el popular proveedor de DNS Dyn, que inutilizó gran parte de Internet en la costa este en octubre de 2016.

Los ataques de la botnet Mirai fueron investigados por el FBI en 2017, y los delincuentes cibernéticos fueron sentenciados por el juez jefe de distrito de los Estados Unidos en Alaska en diciembre de 2017.

Hackers ayudan al FBI como parte de su sentencia

Sin embargo, después de que los fiscales estadounidenses anunciaron el martes que los hombres habían brindado asistencia “extensa” y “excepcional” a una docena o más de agentes del orden diferentes, un juez federal en Alaska condenó a cada uno de los tres hombres a solo cinco años de libertad condicional.

El trío también recibió la orden de pagar $ 127,000 en restitución, servir 2,500 horas de servicio a la comunidad y voluntariamente entregó cantidades significativas de criptomonedas incautadas durante la investigación de sus actividades.

Según documentos judiciales presentados la semana pasada, Jha, White y Norman han estado trabajando con el FBI por más de un año y continuarán cooperando con la agencia.

 

 

Por Facundo Rojo Gil, CISA,CISM, Director General – VINTEGRIS