Un niño se burló de las agencias de seguridad de Estados Unidos

Josep Verdura - Analista de Seguridad de Vintegris

Josep Verdura – Analista de Seguridad de Vintegris

Un equipo cibercriminal pro-palestino estuvo detrás de una serie de embarazosos hackeos contra los oficiales de inteligencia de Estados Unidos y ha filtrado los datos personales de 20,000 agentes del FBI, 9,000 oficiales del Departamento de Seguridad Nacional y algunos miembros del personal del Departamento de Justicia en 2015.

El líder de este grupo pirata informático tenía solo 15 años cuando usó la “ingeniería social” para hacerse pasar por el director de la CIA y acceder sin autorización a información altamente confidencial, revelada durante una audiencia judicial el martes.

Kane Gamble, ahora de 18 años, el adolescente hacker atacó al entonces director de la CIA John Brennan, al director de Inteligencia Nacional James Clapper, al secretario de Seguridad Nacional Jeh Johnson, al subdirector del FBI Mark Giuliano, así como a otras figuras destacadas del FBI.

Entre junio de 2015 y febrero de 2016, Gamble se hizo pasar por Brennan y engañó al centro de llamadas y al personal de la línea telefónica para que proporcionaran contraseñas y junto a su equipo también accedió a planes de operaciones de inteligencia en Afganistán e Irán.

El adolescente también se burló de sus víctimas y sus familias, dio a conocer sus datos personales, los bombardeó con llamadas y mensajes, descargó e instaló pornografía en sus computadoras y tomó el control de sus iPads y pantallas de televisión.

También hizo llamadas falsas a la casa de Brennan y tomó el control del iPad de su esposa.

En un momento dado, Gamble también envió al secretario del DHS, Johnson, una fotografía de su hija y dijo que abusaría de ella, llamó a su esposa y dejó un mensaje de voz que decía: “Hola, Spooky, ¿te estoy asustando?” E incluso logró acceso para dejar el mensaje “Te tengo en mi poder” en la televisión de la casa de la pareja.

Gamble fue arrestado en febrero de 2016 en su casa en Coalville y en octubre pasado se declaró culpable de 8 cargos de “realizar una función con la intención de asegurar el acceso no autorizado” y 2 cargos de “modificación no autorizada de material informático”.

Gamble dijo que apuntó al gobierno de los Estados Unidos porque estaba “cada vez más molesto por cuán corrupto y sangriento era el gobierno de los EE. UU.” Y “decidió hacer algo al respecto”.

La defensa de Gamble dijo que era técnicamente talentoso, pero emocionalmente inmaduro y tiene un trastorno del espectro autista, en el momento de su ofensa, tenía el desarrollo mental de un niño de 12 o 13 años.

Además, dijo la defensa, en ningún momento intentó Gamble sacar provecho de sus acciones.

De las 10 acusaciones, Gamble admitió previamente 8 cargos por realizar una función con la intención de asegurar el acceso no autorizado.

El adolescente será sentenciado cuando la audiencia se reanude en una fecha posterior.

 

Por Josep Verdura – Analista de Seguridad de Vintegris