Las plataformas Hyperconvergentes seducen al ambiente de seguridad

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad - Vintegris

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad – Vintegris

Las plataformas Hyperconvergentes combinan las capacidades de computación, almacenamiento, redes y virtualización en un solo dispositivo, todas preintegradas y controladas por una capa de administración.

En muchas de las empresas que visitamos, nos damos cuenta de que cuando hablamos de hyperconvergencia, los directivos creen que nos referimos a un gran número de servidores de gestión y almacenamiento.

Pero en realidad, se trata de hyperconvergencia de TI: el almacenamiento y la gestión de servidores se unen.

Algunos equipos de TI podrían tener dudas al respecto, tanto los equipos de almacenamiento como los equipos de servidores deben asegurarse de que las operaciones permanezcan confiables y actúen como es debido.

Esto se resuelve convirtiendo el centro de datos en máquinas virtuales que pueden ser fácilmente gestionadas y calibradas para garantizar la capacidad y el rendimiento.

Las empresas que adoptan HCI pueden reunir equipos de TI dispares y agilizar las operaciones de los centros de datos.

La nueva visión de un centro de datos definido por software otorga al mundo de la seguridad, un nuevo esquema ágil y sustentable para garantizar una operación transparente y confiable en un marco de cambios permanente.

El centro de datos definido por software (SDDC) es un centro de datos en el cual la infraestructura está virtualizada y se proporciona “como servicio”.

El SDDC es una combinación de red definida por software (administración de tráfico, procesamiento definido por software), administración de cargas de trabajo y almacenamiento definido por software (administración de datos).

Las aplicaciones empresariales tradicionales se admiten de una forma más flexible y rentable, permitiendo que la seguridad tenga control de los datos, sin resultar un demorador de la agilidad del negocio.

Esta nueva visión, aumenta la velocidad de la prestación de servicios de TI, incluida la seguridad: las cargas de trabajo de TI complejas pueden implementarse de manera más rápida y programática, lo que garantiza mayor agilidad y flexibilidad.

Reduce el ROI: reduce los gastos operacionales y de capital y brinda mayor eficiencia a los clientes ya que aumenta la agilidad del negocio.

Gran eficiencia y más innovación: permite operar computación de alto rendimiento. Dedicar menos tiempo a tareas manuales permite aumentar la innovación de TI.

 

 

Por Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad – Vintegris