En 2 días, robaron datos de 90 mil cuentas bancarias de Canadá

Josep Verdura - Analista de Seguridad de Vintegris

Josep Verdura – Analista de Seguridad de Vintegris

Los hackers han robado datos financieros de miles de clientes: se informó que 50,000 de BMO y 40,000 clientes de CIBC han sido afectados.

Los hackers se han dirigido a dos bancos canadienses convencionales, como resultado, se ha robado información financiera de aproximadamente 90,000 clientes. Uno de los dos bancos es el Banco de Montreal (BMO), la cuarta mayor entidad crediticia y bancaria directa de Canadá, el Canadian Imperial Bank of Commerce, con alrededor de 8 millones de clientes.

El citado banco emitió un comunicado oficial en el que se afirmaba que los piratas informáticos se pusieron en contacto con el banco el lunes afirmando que tenían información personal y financiera de sus 50,000 clientes. El representante del banco Paul Gammal reveló que:

“Tomamos medidas inmediatamente cuando ocurrió el incidente y confiamos en que las exposiciones identificadas relacionadas con los datos de los clientes hayan sido cerradas”.

El Banco de Montreal también reveló que el incidente fue seguido por la amenaza de hacer públicos los datos robados si los atacantes no reciben el pago solicitado. El banco indicó claramente que no facilitará ninguna de esas demandas:

“Nuestra práctica no es hacer pagos a estafadores. Estamos enfocados en proteger y ayudar a nuestros clientes. Hemos notificado y estamos trabajando con las autoridades pertinentes a medida que continuamos evaluando la situación “.

 Se cree que el ataque se originó en un lugar extranjero y tiene similitudes con otro ataque de pirateo en Simplii Financial, un banco en línea.

El domingo, la empresa Simplii Financial, propiedad de CIBC, informó que los piratas informáticos le informaron que el banco era blanco y que se robaron datos personales y de cuentas de 40,000 clientes.

Es necesario destacar como los procesos anticrisis fueron efectivos ante la falla, y se activaron los canales de seguridad, comunicación y legales de forma adecuada, según lo marcan las buenas prácticas.

 

Por Josep Verdura – Analista de Seguridad de Vintegris