Rudy Giuliani: ¿el mayor enigma de ciberseguridad para 2017?

Yago Gómez Trenor - Analista de Seguridad de Vintegris

Yago Gómez Trenor – Analista de Seguridad de Vintegris

El ex alcalde Rudy Giuliani anunció que estaría coordinando un grupo asesor de seguridad cibernética para el gobierno de Trump.

Es creíble la buena fe de Giuliani, que se siente capacitado para cumplir este papel sustentado en experiencia como presidente de la “Práctica de Seguridad Cibernética, Privacidad y Gestión de Crisis” en el bufete de abogados de Nueva York Greenberg Traurig, cargo que asumió hace un año.

Ciertamente no está claro que Giuliani haya tenido alguna experiencia directa en leyes o políticas de ciberseguridad.

Giuliani era socio de Bracewell (ex Bracewell & Giuliani) durante más de 10 años y dirigió su propia firma de consultoría de seguridad basada en su experiencia de alcalde y credibilidad de las medidas adoptadas por la Ciudad de Nueva York después del ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001.

Seguramente el ex alcalde Giuliani realmente está contando con la industria privada para proporcionar todas las respuestas.

“El presidente electo decidió que quería atraer de manera regular al sector privado, especialmente a los líderes corporativos y los líderes de pensamiento en particular para el ciber, porque estamos muy atrasados”, aseguró el ex alcalde en televisión.

Giuliani agregó que muchas de las soluciones están ahí fuera, simplemente no las compartimos. Es como el cáncer: hay investigaciones sobre el cáncer en todos lados, estoy seguro que si las reúnen en una habitación, tal vez encuentran una cura.

Ciertamente es un plan que deja más dudas que certezas: su idea es reunir a líderes empresariales y su gente tecnológica. El presidente –según afirmó el funcionario- se reunirá con ellos de manera continua, así como con cualquier otro miembro de la administración.

No queda claro cómo se va a manejar el flujo unidireccional de información de los privados hacia el gobierno, sin tener contacto con la información.

Hay que reconocer que el gobierno de Obama ha realizado esfuerzos, como la Ley de intercambio de información sobre seguridad cibernética de 2015, que estaba destinada a fomentar el intercambio de información entre el gobierno y la industria.

También ha resultado interesante el rol del Centro Nacional de Seguridad Cibernética y Comunicaciones del Departamento de Seguridad Nacional como “driver” para el intercambio de información.

No queda claro cómo van a avanzar en este sentido, qué peso tendrán los nuevos “líderes de pensamiento” de ciberseguridad e inclusive resulta inquietante que Giuliani también esté pensando en firmas extranjeras, israelíes más precisamente, por su vasta experiencia en ciberseguridad.

 

Por Yago Gómez Trenor – Analista de Seguridad de Vintegris