Seguridad, aprovechar el aprendizaje y el des aprendizaje

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad - Vintegris, opina sobre los ataques cibernéticos

Luis V. Sintes Martinez Analista de Seguridad – Vintegris

La seguridad cibernética hoy está presente en la mesa chica que define los negocios de las compañías más importantes del planeta, y esto plantea un desafío que cuestiona la cultura de cada empresa.

La gente de negocios ha forjado durante años, la creencia de que cualquier persona externa a la compañía que exponga una debilidad, hay que combatirla.

Obviamente juega un tema sentimental en los ejecutivos que toman estas posiciones propias de una cultura de otras épocas, de otras economías.

La nueva economía requiere que los ejecutivos tengan la capacidad de des aprender costumbres que se hicieron cultura en la empresa para aprender nuevas metodologías que le permitan gestionar el negocio de forma ágil pero a la vez segura.

Recientemente, todos fuimos testigos de la noticia de que un hacker había vulnerado los sistemas de un avión de pasajeros en vuelo.

La compañía tomo una acción tradicional de la vieja escuela, en lugar de aprender de la experiencia la negó por completo, por miedo a ser cuestionada en un tema tan sensible.

Los manuales de la nueva economía exigen agilidad para des aprender cualquier cosa que pueda exponer a la empresa en entornos digitales complejos y aprender de la experiencia para no repetir ni el fallo en sí mismo, desalentando a otros atacantes que quieran acrecentar la brecha.

La buena noticia de una falla de seguridad, es ser el primero en identificarla, es garantizar a los clientes que la compañía es la primera en ofrecer un entorno seguro que evite este problema.

El punto de impacto más débil en cualquier organización siempre es el ser humano, y el tiempo que tarda en reconocer sus errores es sin duda el vector más explotado por los cibercriminales, que juegan con el ego de los ejecutivos que ante todo tratan de proteger sus trabajos.

Hacer fluir el nuevo conocimiento, y desprenderse de todo lo pueda demorar la evolución es sin duda el mayor desafío en los tiempos que corren.

 

 Por Luis V. Sintes Martinez  Analista de Seguridad – Vintegris