Seguridad PYME, un agujero negro colosal

Yago Gómez Trenor - Analista de Seguridad de Vintegris

Yago Gómez Trenor – Analista de Seguridad de Vintegris

A pesar de su nombre, el sector de las pequeñas y medianas empresas (PYME) es colosal en términos de tamaño e ingresos.

Definido como un negocio que tiene menos de 500 empleados y un volumen de negocios inmenso en América Latina. Además, las PYME emplean más de la mitad de todos los empleos del sector privado en la región.

Dado el papel crítico que desempeñan las PYME en la economía latinoamericana, la escala y la amplitud de los negocios son irrelevantes para los ciberdelincuentes.

Su organización no necesita ser un Goliat corporativo para ser violada.

La salvaguardia y la defensa contra las amenazas cibernéticas y los ataques son imprescindibles para todas las PYME.

Una violación de seguridad cibernética puede por lo tanto aumentar el espiral de su presupuesto fuera de control.

Teniendo esto en cuenta, aquí hay cuatro maneras de reforzar su PYME contra las amenazas cibernéticas.

1) Auditar y analizar sus datos de registro generados por la máquina

2) Aliviar las amenazas internas con la administración de Active Directory

3) Realizar una vigilancia proactiva con actualizaciones de software intuitivas

4) Proteger los servicios alojados externamente con seguridad en la nube

La región presenta un fuer déficit de recursos humanos con capacidad de administrar este tipo de desafíos tecnológicos, lo cual complica el panorama y expone la superficie de ataque, para este segmento empresario.

Amén de ello, también como proveedores de grandes compañías y organizaciones, son sin duda el vehículo ideal para penetrar con facilidad el perímetro de empresas más importantes.

La seguridad cibernética en las empresas Pymes es un factor que determina de forma consistente el índice de crecimiento e innovación de una región y marca a fuego el futuro de una economía.

Economías como la de Argentina, están tomando consciencia de esta problemática y atendiendo a este desafío han creado un plan educativo para formar 111 mil profesionales, entre los cuales van a formar cien mil programadores, diez mil especialistas de seguridad y mil emprendedores.

Sin dudas, es una medida que el resto de la región debería copiar.

 

Por Yago Gómez Trenor – Analista de Seguridad de Vintegris