Talento en Ciberseguridad: ¿qué motiva al trabajador?

Facundo Rojo Gil, CISA,CISM, Director General – VINTEGRIS

Facundo Rojo Gil, CISA,CISM, Director General – VINTEGRIS

La escasez de talentos de ciberseguridad en todo el mundo es casi un axioma sin generar las sospechas de un Cisne Negro en el camino.

 

Recientemente leí una encuesta que sostenía que solo el 15% estaba planeando activamente buscar un nuevo puesto este año.

Pero el punto interesante es que el 70% de los encuestados está abierto a un nuevo trabajo.

¿Cómo entendemos el mercado de recursos?

Sin dudas estas respuestas apuntan a una tendencia intrigante en nuestra profesión.

Muestra que la mayoría de los practicantes están pasivamente abiertos a nuevas oportunidades.

El mercado para el talento de seguridad cibernética es tal que un enfoque sin contratiempos es menos efectivo que el aprovechamiento de redes, conferencias y redes sociales.

Las organizaciones de contratación deben tener esto en cuenta y tener conocimiento sobre el uso de estos canales para obtener las personas que necesitan.

A diferencia de la búsqueda de empleo del siglo XX en los campos tecnológicos, la nueva generación de talentos sabe que pueden lograr sus objetivos profesionales aprovechando sus relaciones digitales.

Ahora cabe preguntarse quién se beneficia con esto. A mi juicio los Reclutadores, las estadísticas muestran claramente una tendencia. El cuarenta y seis por ciento de los encuestados dice que un reclutador se pone en contacto con ellos al menos una vez a la semana, y el 21% afirma que les sucede a ellos a diario.

Eso no es sorprendente

El resultado de todo este abandono de la industria lo convierte en un trabajo rentable como agente de talentos.

Este proceso funciona igual que la industria de bienes raíces.

En un mercado muy activo, los vendedores de viviendas buscan destacar, y a menudo encuentran que trabajar con un agente hace que el proceso sea más rápido y más fácil.

Los intermediarios administran las compras y ventas, y ningún intermediario (persona) está ganando dinero hasta que se cierra el trato.

Cuando las personas cambian de trabajo, pueden obtener un aumento, pero los reclutadores siempre ganan dinero con la transacción.

Un gran denominador común para los encuestados fue el casi 70% que citó la necesidad de que sus opiniones se tomen en serio.

Esto es especialmente importante para los profesionales de ciberseguridad que avanzan a pasos agigantados por el siempre cambiante marasmo de las amenazas emergentes, las últimas vulnerabilidades y las estrategias y tecnologías de mitigación cada vez más nuevas.

Todos queremos ser tomados en serio por todos nuestros esfuerzos diligentes.

Lamentablemente, eso no siempre sucede

Casi todos en nuestro campo deben asumir el papel de un asesor. Analizamos los riesgos, desarrollamos estrategias de mitigación y métricas actuales.

Son los responsables de la toma de decisiones, los propietarios de los datos y los facilitadores de los procesos de negocio quienes finalmente decidirán aceptar, mitigar o transferir los riesgos que identificamos.

Al parecer tenemos que volver a aprender un hecho establecido desde hace mucho tiempo: el salario rara vez es la principal consideración para los posibles nuevos empleados.

En casi todos los artículos en los medios sobre la “brecha de habilidades” en ciberseguridad, tengo referencias al hecho de que las organizaciones como el gobierno no pueden atraer el talento adecuado porque las personas pueden ganar muchísimo más dinero en el sector privado.

La verdad es el salario más alto es una consideración solo para una minoría de personas que buscan trabajo.

La mayoría de los profesionales son lo suficientemente inteligentes como para darse cuenta de que la compensación es solo una parte de la constelación de elementos que conforman el trabajo perfecto.

En la RSA2018 se busca comprender qué impulsa a los solicitantes y empleadores.

 

Por Facundo Rojo Gil, CISA,CISM, Director General – VINTEGRIS